Síguenos en...
¿Qué estás buscando?

Demandas térmicas durante el Rescate en Inundaciones, e impactos en el desempeño de las labores

Demandas térmicas durante el Rescate en Inundaciones, e impactos en el desempeño de las labores

La entidad “Surf Saving GB”  colaborando con La Universidad de Portsmoth han analizado: Las Demandas Térmicas de Rescate en Inundaciones y los Impactos en el Desempeño de las Labores. 

El estudio fue liderado por el profesor Tipton , el Dr Miligan, Sr A Maythew y Sr C Abelairas-Gomez con la ayuda posterior de el Dr P Morgan. 

 

El rescate en inundaciones es una parte muy importante de la respuesta ante inundaciones, donde actúan muchos servicios estatales y voluntarios. 

Surf Life Saving GB (SLSGB) es una asociación de ayuda al rescate con voluntarios que han estado operando durante más de 70 años. La agrupación cuenta con cerca de 9000 miembros que ayudan a que las costas de el Reino Unido sean más seguras y agradables para el baño. 

 

EPI ADECUADO PARA RESCATE EN INUNDACIONES

Las prioridades de un EPI para esta asociación son: mantener caliente, proteger ante agentes contaminantes, protección ante lo conocido vulgarmente como "choque hidrostático”. 

 

No había investigaciones a cerca de qué le pasa a un rescatador "Primera Respuesta” (PRAI) cuando está envuelto en tareas específicas, y que tipo de perfil térmico tendría que manejar mientras lleva el EPI completo para trabajar en inundaciones. También se sabe poco sobre enfriamiento y calentamiento con el EPI durante la inmersión parcial (hasta las rodillas) en inundaciones.

 

A veces no se tiene en cuenta que el rescate en inundaciones puede ocurrir en climas cálidos, como se vio en Julio de 2007 en Gloucester. Con un historial de rescates en inundaciones basados en el tratamiento de la hipotermia, con el impacto potencial que supone un futuro de clima extremo, un PRAI (Primera Respuesta en Aguas e Inundaciones) necesita saber como gestionar las situaciones que lo puedan llevar a una hipertermia. 

 

Entre otras razones, como el agua durante las inundaciones suele estar contaminada, un PRAI necesita vestirse completamente con un EPI el de rescate. Esto incrementa la probabilidad de hipertermia con signos y síntomas tales como; ligero dolor de cabeza o un golpe de calor que podría desencadenar un un desmayo (Tripton 2015).

 

En términos sencillos cualquier trabajo moderado genera calor en el cuerpo. Debido al EPI de prevención contra el frio, se puede generar un episodio de calor excesivo, en escasos 20 minutos (Noakes 1991)

 

Pruebas a rescatadores con EPI en laboratorio

 

LA PRUEBA

El estudio incluye 10 participantes que experimentan 2 escenarios que requieren de una inmersión hasta las rodillas en aguas en movimiento 

El escenario de condiciones frías los participantes tuvieron que caminar por aguas a temperaturas de 7,7 C, con una lluvia simulada, durante 60 segundos. La temperatura durante el experimento era de 4 C y el viento se estableció en 16 km/h. 

 

El escenario de condiciones templadas, los participantes tuvieron que caminar diferentes sesiones de 7 minutos, con el agua a las rodillas, a una temperatura de 15,6 c, sujetando una cuerda con una carga de 10 kg (el peso representa un raft con un kit). La velocidad del agua era originalmente de 4,8k m/h pero tubo que ser cambiada, ya que durante la prueba al primer candidato le subió excesivamente la temperatura en 10 minutos. El candidato estaba exhausto y tenia unas pulsaciones máximas de 191 / min, por lo que la prueba fue parada. 

Una cosa interesante para apuntar, usando los datos del primer candidato en la prueba, no fue posible predecir que en 45 minutos de trabajo la temperatura interior del corazón podía haber llegado a 40 grados C

 

Las condiciones de caudal fueron cambiadas para continuar la prueba a 3,2 km/h. La temperatura estaba en 22 C con un impacto solar de 500 W/m respectivamente.

 

Los participantes repitieron 6 veces estos ejercicios con un descanso de 3 minutos entre cada actividad. Se midió La fuerza de agarre, la destreza manual, la altura de salto, la respicacion cardio pulmonar antes y después de las exposiciones al trabajo. 

 

Estas pruebas representan trabajos a realizar por los PRAI tales como, el uso de cuerdas para el rescate, porteo de víctimas, habilidades de auto-rescate (tales como subirse a una balsa), y condiciones de trabajo con víctimas sumergidas. 

 

El escenario planteado de condiciones frías, el dedo gordo y los demás dedos se enfriaron 9,98 y 10,38 grados respectivamente. El el consumo de oxigeno aumentó de de 7,46 a 10,04 mL/min. En las habilidades de los participantes: La altura del salto se redujo en un 20%, la destreza manual se deterioró en un 22% y el agarre se redujo en un 13%

 

En el escenario planteado de condiciones templadas, la frecuencia cardíaca de los participantes era de 157 / minuto, pero las frecuencias cardíacas máximas superaban el 70% del VO2 máx.

 

El consumo de oxígeno medio 30,62 mL/kg/min y la sudoración media fue de 1,06 litros. 

 

Por primera vez un estudio analizó la demanda térmica de un PRAI (Primera Respuesta en Aguas e Inundaciones) en ambas situaciones, calor y frio, y el impacto que causa sobre el cuerpo.

 

Se planteó la hipótesis de que una permanencia estática en las condiciones frías, daría lugar a un enfriamiento neuro-muscular periférico, mientras que el ejercicio en condiciones cálidas, daría lugar a un aumento significativo de la temperatura corporal profunda.

 

 

HALLAZGOS EN LA PRUEBA CON AMBIENTES FRIOS

Los resultados demuestran deterioro físico significativo, en los siguientes escenarios. Tras 1 hora de ejercicio con frio, el problema principal fue el deterioro neuro-muscular periférico, y como resultado un deterioro físico del 13-22% para realizar ejercicios que requerían de funciones musculares. Esta reducción se debe al enfriamiento directo de la función neuro-muscular.

(Castellani & Tipton, 2015) la potencia máxima dinámica, la potencia de salida, el salto, etc. se reducen en un 4 a 6% por grado. Reducción en grados Celsius de la temporalidad muscular, hasta 30 C (Bergh y Ekblom, 1979). A temperaturas nerviosas por debajo de 20 ° C, la conducción nerviosa disminuye y la amplitud del potencial de acción disminuye (Douglas y Malcom, 1995). El bloqueo nervioso puede ocurrir después de la exposición a la temporalidad local entre 5-15 ° C durante 1-15 minutos (Clarke et al, 1958; Basbaum, 1973).

 

Las implicaciones para un trabajador de Primera Respuesta en condiciones frías. Los PRAI pueden encontrar cada vez más difícil realizar trabajos motrices finos y tareas en las que se requiere fuerza en las piernas; Trabajo con cuerdas, vadeos y saltar dentro y fuera de la balsa, aplicación de primeros auxilios, manejo a motor de la embarcación, etc. Esta disminución en el rendimiento, se debe tener en cuenta al determinar los requisitos físicos que necesitan los PRs.

 

 

En temas de salud, vale la pena señalar que la temperatura de la piel periférica registrada durante condiciones de frío (alrededor de 10 ° C) y las circunstancias de esas condiciones, que dependen del miembro o extremidad, (cantidad de tejidos comprimidos por el calzado y la inmersión)  son muy similares a las asociadas con la adquisición de lesión por frío no congelante (NFCI - por sus siglas en ingles), especialmente cuando se extienden los tiempos de exposición (Francis & Golen, 1985).

La patogenia y la patología de la NFCI están poco estudiadas, pero las consecuencias de esta lesión durante toda la vida son bien reconocidas; sensibilidad al frío, dolor persistente intratable e hiperhidrosis (Golden et al, 2013). NFCI es una de las principales causas de reclamaciones por indemnización por discapacidad en el ejército británico (Lawyer Monthly, 2017).

 

Pruebas de esfuerzo a rescatadores Primera Respuesta

 

HALLAZGOS EN LA PRUEBA CON AMBIENTES CÁLIDOS

 

A pesar de estar sumergido hasta la mitad del muslo en aguas de inundación frías, la combinación de la producción de calor relacionada con el ejercicio y las condiciones ambientales cálidas de la prueba, dieron como resultado un aumento  de la temperatura corporal. Este aumento, además del alto ritmo cardíaco, el consumo de oxígeno y las calificaciones del esfuerzo percibido sugirieron que, en esta condición, las personas estaban trabajando a su máxima capacidad. Después de haber implementado programas de trabajo-descanso en el protocolo, los valores subsiguientes de consumo de oxígeno y frecuencia cardiaca informados en los escenarios de rescate en ambientes cálidos todavía representan un "trabajo extremadamente pesado" (Astrand et al, 2003)

 

Es importante considerar qué porcentaje de la capacidad máxima de un individuo representa una tarea de rescate en inundaciones. Al determinar el porcentaje, se debe considerar la duración de la tarea y su importancia. Por ejemplo, es posible permitir que los empleados trabajen a una capacidad máxima durante un corto período de tiempo seguido de descansos (Goldman, 1999).

A partir de estos resultados, se puede dilucidar y demostrar que no es aceptable esperar que se trabaje a una capacidad máxima de manera habitual  ya que, al hacerlo causa fatiga y aumenta la probabilidad de accidentes (Parijat y Lockart, 2008).

 

Dentro de las tareas cálidas, el incremento de VO2 demostró una mayor demanda en el cuerpo, y se sugiere (Louheaara et al, 1986 Golden, 1999) que trabajar a más del 60% del VO2 max de la persona, lo sitúa en un riesgo alto de agotamiento. Esto significa que los trabajadores de Primera Respuesta necesitarían un VO2 máximo de aproximadamente 51 ml / kg / min. El porcentaje de VO2 máx sostenible para el trabajo intermitente no se ha documentado; por lo tanto, al organizar el trabajo de Rescate en Inundaciones con temperaturas altas, se debe pensar en los descansos y capacidad aeróbica del trabajador. 

 

AGOTAMIENTO POR CALOR Y GOLPE DE CALOR

En condiciones cálidas, la demanda física del trabajo se ve agravada por la demanda cardio vascular adicional producida por la alta temperatura corporal, esta combinación puede llevar a un metabolismo anaeróbico y un agotamiento temprano por calor (Ely et el, 2010; Cheuvront et el, 2010). Para los coordinadores de las Brigadas de Inundaciones, esto significa vigilar de cerca a las personas y vigilar los signos de deshidratación, agotamiento por calor y golpe de calor; una condición médica crítica, a una temperatura corporal profunda de > 40,5 c (Tripton, 2015).

Esto fue visto en etapas tempranas con nuestro primer candidato. La ventilación, la hidratación y la gestión de los Servicios de Respuesta ante Inundaciones es esencial. También es muy importante para la regulación térmica analizar las prendas interiores necesarias. 

 

 

Texto sacado de la revista: Emergency Services Times

Artículo: The termal demands of flood rescue and impacts on taks performance.

Autor: Adrian Mayhew, National Operations & Safety Manager, Surf Life Saving GB

Publicado
el 03-04-2019
compartelo...
Próximos cursos
Próximos cursos
Curso de rescate de vehículos en el Agua. Nuevas fechas 21 y 22 de Septiembre de 2019más información
Curso de rescate en ríos programación 2019. Entrenamiento para profesionales del rescate en aguas bravas. Tecnico de rescate en Aguas bravas. más información
Curso de rescate en inundaciones bajo el sello de Rescue 3 Europe impartido en Murillo de Gallego por Rescue 3 Formacion la escuela de rescate de RIVER GURU. más información
Calendario de cursos
Últimas noticias
Que sucedería si un vehículo electrico se ve envuelto en una inundacion con el agua cubriendo la batería. Rescue 3 formación responde a esta y más cuestiones sobre rescate y vehículos en el agua. ver más
Finalizamos el curso de rescate de vehículos en el agua con éxito. Curso avalado por Rescue 3 Europe realizado para los bomberos de la comunidad de Madrid.ver más
Realidades y mitos sobre el lanzamiento de cuerdas de rescate en aguas rapidas, aguas bravas, inundaciones y rescate con balsas. ver más
Siguenos en...

RIVER GURU Group: